Dónde alojarse en Cataluña

Cataluña te encantará y podrás vivir momentos inolvidables en las playas más espectaculares de la Costa Brava, en los barrios más de moda de Barcelona o en los viñedos del Penedés y el Ampurdán. Aquí podrás disfrutar de la afamada gastronomía española y admirar las impresionantes obras de arte de Gaudí y Dalí.

Pero Cataluña aún tiene mucho más que ofrecer. Descubre una multitud de monumentos culturales que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y vive la historia y la cultura de la región en primera persona. Disfruta una noche en un bonito hotel con encanto o hotel de lujo en Barcelona o sus alrededores para conocer el encanto de la arquitectura catalana.

La montaña también ofrece innumerables oportunidades para el descanso y los descubrimientos. En un encantador hotel de montaña en los Pirineos, podrás disfrutar de la naturaleza al máximo y evadirte de la vida cotidiana.

Y si añoras las playas de arenas finas de la costa, te ofrecemos una gran selección de apartamentos acogedores cercadel mar. En ellos podrás relajarte con el sonido de las olas y gozar del clima mediterráneo.

Los acogedores hoteles rurales, las modernas casas de playa en la Costa Brava, los elegantes hoteles urbanos en Barcelona y los pequeños hoteles con encanto de la Costa Daurada reflejan la variedad y belleza de la región de Cataluña. Por eso hemos recopilado una selección muy variada de preciosos hoteles y alojamientos con encanto en Cataluña para que disfrutes de unas vacaciones inolvidables. Déjate inspirar por nuestras recomendaciones.

Cataluña y sus provincias

En Cataluña, al extremo noreste de la Península Ibérica, se encuentran los imponentes Pirineos que se elevan al cielo y las pintorescas montañas costeras que llegan hasta el mar cristalino del Mediterráneo. En cambio, la meseta central catalana ofrece un ambiente más tranquilo y una naturaleza magnífica.

Esta región es conocida por su turismo de alta calidad y su industria vinícola y textil. Las ciudades se caracterizan por sus antiguas murallas, sus espléndidas iglesias y monasterios y sus museos fascinantes. Cataluña se compone de cuatro provincias: Barcelona, Tarragona, Lérida y Gerona. Cada una de estas provincias tiene su propia particularidad y la mejor forma de descubrirlas es visitándolas.

Barcelona, la capital de Cataluña, es una de las ciudades más cosmopolitas de España. Aquí encontrarás una combinación de arquitectura moderna y callejuelas medievales que hacen de la ciudad un lugar inolvidable. Por algo es Barcelona una visita obligada en cualquier viaje a España.

La provincia de Tarragona está situada en la costa mediterránea y cuenta con las playas más bonitas de Cataluña. La Costa Daurada, la Costa Dorada en catalán, es conocida por sus playas de arena fina y aguas cristalinas. La provincia también cuenta con numerosas ruinas romanas, como el impresionante anfiteatro de Tarragona, declarado Patrimonio de la Humanidad.

La provincia de Lérida es conocida por sus impresionantes Pirineos y su paisaje de altas montañas, ríos y lagos. Aquí podrás disfrutar de la naturaleza en su máximo esplendor y hacer actividades al aire libre como senderismo, rafting o hasta esquiar en invierno. En Lérida también se encuentran algunas de las ciudades medievales más bonitas de Cataluña, como la encantadora localidad de Besalú.

La provincia de Girona, aunque también es muy montañosa, cuenta con algunas de las costas más lindas de Cataluña. La Costa Brava es famosa por sus impresionantes calas, aguas cristalinas y pintorescos pueblos pesqueros. Girona es una hermosa ciudad medieval con un casco antiguo bien conservado y una impresionante catedral gótica.

Cada una de estas provincias tiene su propia identidad y una gran variedad de actividades y sitios que descubrir. Si lo que te interesan son las ciudades históricas, las aventuras al aire libre o las playas, Cataluña tiene algo para todos los gustos. Visita esta región tan diversa y experimenta la magia y la belleza del noreste de España. Alójate en uno de nuestros pequeños hoteles boutique o preciosos apartamentos vacacionales en Cataluña y experimenta la magia de esta región fascinante.

Que hacer en Cataluña

Cataluña es uno de los destinos más populares de España, sobre todo por su variada oferta de ocio. En las playas de arenas blancas podrás aprovechar las excelentes condiciones para la práctica de deportes acuáticos, hacer extensas rutas de senderismo por los extensos paisajes o conocer las maravillosas ciudades históricas con su patrimonio.

Una de estas ciudades es Tarragona, donde se establecieron los primeros colonos de la península. Los romanos y los árabes dejaron sus huellas en Lérida, actualmente popular por sus infraestructuras de deportes de invierno.

La ciudad medieval de Girona tiene un barrio judío con orígenes que se remontan al siglo XII. Cada año, millones de visitantes de todo el mundo acuden a la legendaria Costa Brava. A pesar del masificado turismo que florece aquí, aún existen playas por descubrir y rincones auténticos de la costa.

A lo largo del año, las fiestas no faltan en Cataluña. Desde las celebraciones religiosas y comidas y cenas especiales hasta procesiones y espectáculos. Debido a que tantos actos públicos se siguen celebrando aquí siguiendo antiguas costumbres, muchos visitantes afirman que Cataluña es una de las regiones más tradicionales de toda Europa.

Por otro lado, en el interior hay preciosos parques naturales y pequeñas ciudades históricas que atraen a los visitantes. Las montañas de Cataluña invitan a practicar senderismo y esquí. A los amantes del senderismo en las zonas más altas les recomendamos salir de Núria hacia Ull de Fer (Gerona) y subir a El Puigmal, a 2.913 m de altitud. En este tramo de montaña se alcanzan alturas de casi 3.000 m.

En las excursiones por la costa catalana podrás descubrir lugares tan maravillosos como el escarpado cabo de Creus, Cadaqués con su explosión de color, la pequeña ciudad de Roses con sus ruinas griegas, el impresionante monasterio románico de Sant Pere de Rodes y, sobre todo, Empúries, el yacimiento arqueológico más importante de España.

Empúries cuenta con numerosas ruinas griegas y la ciudad romana de Emporion. Conduce por preciosas carreteras costeras entre bosques que llegan hasta la orilla del mar y descubre pueblecitos con encanto como Sa Riera, Aiguafreda, Aiguablanca, Tamariu, Llafranc y, sobre todo, Calella de Palafrugell: Calella de Palafrugell.

Fiestas y delicias culinarias en Cataluña

Para conocer más a fondo la cultura catalana, le recomendamos visitar una de las fiestas tradicionales que se celebran a lo largo del año. Los orígenes de estas celebraciones se remontan a tiempos muy lejanos, como la competición anual de la pirámide humana más alta, los Castells. Las torres pueden tener hasta 10 personas de altura y son construidas por equipos llamados "collas". Este espectáculo tiene lugar en diferentes ciudades en verano, y si estas por la zona en cualquier otro momento, también tienes la oportunidad de ver los ensayos.

Si estás en Barcelona en agosto, no podrás escapar de la Fiesta Mayor de Gracia, uno de los festivales callejeros más famosos, con calles y edificios magníficamente decorados, además de conciertos, bailes tradicionales y catalán. Las calles de Gracia se llenan de gente desde mediados de agosto y el ambiente festivo encanta la ciudad. El Correfoc, donde personas disfrazadas de diablos lanzan fuegos artificiales al aire y bailan por las calles, es impresionante.

Sin embargo, la mayor fiesta de Barcelona es la Mercè, que se celebra en septiembre y se dedica a la patrona de la ciudad, la Virgen de la Mercè. La fiesta consiste en cabalgatas, conciertos, bailes tradicionales y un gran espectáculo de fuegos artificiales.

En Navidad tiene lugar la Cavalcada de Reis. Una cabalgata navideña de los tres reyes magos en camellos desfilan por las calles y lanzan caramelos a la multitud. Todos los años, el 5 de enero, se puede asistir a este desfile. 

Estas son sólo algunas de las muchas tradiciones y fiestas de Cataluña que reflejan la rica cultura de la región. Merece la pena para los que quieran ver un lado más íntimo de España.

La cocina catalana es una de las más sofisticadas de España. Para entender la gastronomía de esta región, debe tener en cuenta que no existe una sola cocina en este país, sino varias: una cocina de mar (en la Costa Brava), una cocina de "mar y montaña" (en el Ampurdán), una cocina de montaña (en el Pirineo de Lleida), la cocina única de los valles de Arán y Cerdaña (en el Pirineo de Girona) y una cocina costera (en Tarragona).

Cada región, por supuesto, tiene sus propias recetas e ingredientes: Mientras los erizos de mar, los pescados de roca y los guisos marineros -suquets- son una tentación en las localidades costeras de la Costa Brava, las setas son la pasión por excelencia en el interior de Cataluña. Pero las deliciosas combinaciones de marisco y productos locales -conejo con bogavante y caracoles, pollo con bogavante o cigalas- también sorprenden a todos los que visitan las mesas de la región. Tampoco te decepcionará el ritual de los calçots -un tipo de cebolleta asada al fuego de la viña- ni la intensidad de un buen alioli.

Los arroces también son habituales en Cataluña, al igual que la fideuá, una receta marinera con fideos de hilo que cuenta con una larga tradición. Destacan también los diversos y deliciosos embutidos catalanes, como el fuet, la longaniza y la butifarra.

Otro ámbito en el que destaca sin duda el dinamismo catalán es la industria vinícola. Con once denominaciones de origen diferentes, Cataluña es la región con mayor diversidad geográfica de España. Hay zonas tan extensas como el Penedés y otras mucho más pequeñas y especializadas, como la Conca de Barberá, Alella y Pla de Bages. Con este patrimonio vitícola, Cataluña es capaz de producir desde vinos blancos frescos y suaves hasta tintos muy extractivos, pasando por rosados clásicos, tintos ligeros y los famosos espumosos.

Y para rematar cualquier comida, hay deliciosos postres. Entre ellos destacan la crema catalana, el brazo gitano, la pijama y los carquiñoles.